Jesús A. Manzaneque

I.E.S. "Isabel Martínez Buendía" - Pedro Muñoz, Ciudad Real, Castilla-La Mancha, España.

viernes, 12 de junio de 2015

Iconografía Clásica - Hijos de Nix e hijos de Eris

  
La barca de Caronte, Sueño, Noche y Érebo
LUCA GIORDANO
1685-86 / Fresco del Palazzo Medici-Riccardi, Florencia




Nix en la Teogonía de Hesíodo:

[Con su hermano Érebo (Oscuridad), Nix (Noche) concibió a Éter (Luminosidad) y Hemera (Día)] Parió Nix (Noche) al maldito Moros (Destino), a la negra Ker (Perdición) y a Thánatos (Muerte); parió también a Hipnos (Sueño) y engendró la tribu de los Oniros (Sueños). Luego ademas la diosa, la oscura Nix, dió a luz sin acostarse con nadie a Momo (Burla), a la dolorosa Oizís (Dolor) y a las Hespérides (Hijas de la Tarde) que, al otro lado del ilustre Océano, cuidan las bellas manzanas de oro y los árboles que producen el fruto. Parió igualmente a las Moiras (Cloto, Láquesis y Átropos, son los hados, las diosas del destino de los humanos) y las Keres (Espíritus de la destrucción y muerte), vengadoras implacables: a Cloto (hilaba la hebra de vida con una rueca y un huso), a Láquesis (medía con su vara la longitud del hilo de la vida) y a Átropo (era quien cortaba el hilo de la vida) que conceden a los mortales, cuando nacen, la posesión del bien y del mal y persiguen los delitos de hombres y dioses. Nunca cejan las diosas en su terrible cólera antes de aplicar un amargo castigo a quien comete delitos. También alumbró a Némesis (Castigo merecido), azote para los hombres mortales, la funesta Nix. Después de ella tuvo a Apate (Engaño), a Filotes (Amistad, Ternura) y la funesta Geras (Vejez), y engendró a la astuta Eris (Discordia). Por su parte la maldita Eris parió al doloroso Ponos (Pena), a Lete (Olvido), a Limos (Hambre) y Algea (Dolor), a las Hisminas (Disputas), las Macas (Batallas), los Fonos (Matanzas), las Androctasias (Masacres), los Neikea (Odios), los Pseudologos (Mentiras), las Anfilogías (Ambigüedades), a Disnomía (Desorden) y a Ate (Ruina e Insensatez), todos ellos compañeros inseparables, y a Horcos (Juramento), el que más dolores propicia a los hombres de la tierra siempre que alguno perjura voluntariamente.


Noche
Alexandre-Auguste HIRSCH
1875 / Salón de 1875, París










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes hacer uso de este material de elaboración propia libremente, aunque si quieres también puedes

Geografía, Historia y Arte en Facebook

Geografía, Historia y Arte en Twitter

Geografía, Historia y Arte en Google+

Mis apuntes de historia del arte v2.0

Mis apuntes de historia del arte v1.0

Más del autor

Búsquedas en mis sitios

Búsquedas en Internet

Entradas populares